Estuvimos presentes en el Seminario de Formación Teológica

La Asociación Civil Fortalecer Misiones dijo presente en el 24º Seminario de Formación Teológica , realizado en la ciudad de Mar del Plata, del 1 al 7 de febrero.
Este año el seminario tuvo como eje la discusión acerca de «la distribución de la riqueza» y participaron alrededor de 1.000 personas de todo el país y de paises vecinos.

¿Qué son los Seminarios de Formación Teológica?

23 años de reflexiones teológicas realizadas desde, por y con sectores populares: ésta es una de las maneras de dar cuenta de lo producido en la trayectoria de los Seminarios de Formación Teológica. Se trata sin duda de una experiencia inédita en nuestro país por su metodología, ‘por sus protagonistas, por su extensión en el tiempo y la dimensión cuantitativa de la participación que se da en su seno. Más de 1000 personas reflexionando en mas de 100 grupos organizados según sus ámbitos de inserción social y trabajando ejes comunes durante 7 días consecutivos. ¿Qué sucede en esos encuentros? ¿Cómo dar cuenta de una experiencia marcada , justamente, por la convivencialidad que construye sentido?¿Qué es esta «teología conversada», construida, tejida entre lo cotidiano y lo estructural?

Quizás las propias condiciones en que este espacio se ha desarrollado son explicativas al respecto, pero también han impedido una sistematización o una valoración más orgánica y estructural de lo que los SFT son, han sido y pueden ser. Entre estas condiciones pueden mencionarse: su posición relativa en relación a la institucionalidad de la iglesia, su proceso de legitimación «de hecho», esto es sin formalización organizativa (los SFT se consideran «un servicio a la Iglesia y a la sociedad» y sus organizadores marcan permanentemente que no se trata de un «movimiento», ni de una «organización»). Los SFT son más un acontecimiento que una institución, se estructuran como una experiencia de «momento fuerte», localizada pero no fijada, con trayectoria y memoria pero «reinventada» cada vez. Estas son, a la vez, límites y posibilidades de una experiencia sui generis en muchos sentidos.

Es una experiencia heterogénea y diversa, difícilmente reductible a uno o dos aspectos. Por su misma definición, resulta natural identificarla poniendo el acento en la teología, pero así como tiene limitaciones para ser encasillada dentro de lo que habitualmente se considera como práctica teológica, también es mucho más que eso, ya que se trata de un «contexto de significados» que permite múltiples lecturas. Una mirada amplia sobre los Seminarios permite considerar una diversidad de cuestiones en juego, tanto en el campo de lo teológico y lo pastoral, como de lo epistemológico, lo pedagógico, lo social, lo político, etc.

Pretende alcanzar permanentemente un horizonte latinoamericano, más allá de su anclaje en la realidad argentina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *